Recientemente se adoptaron cinco nuevos reglamentos de Cal/OSHA para ayudar a proteger a los empleados del virus en el trabajo.  Los reglamentos entraron en vigor el 30 de noviembre de 2020. Estos reglamentos abarcan su programa de prevención, así como requisitos de pruebas, salario, alojamiento y transporte. Se aplican a todos los negocios del estado de California, con la excepción de lo siguiente:

  • Lugares de empleo con un empleado que no tiene contacto con otras personas
  • Empleados que trabajan de casa
  • Empleadores cubiertos por la sección 5199 (principalmente proveedores de atención médica, centros correccionales, programas de tratamiento por drogadicción y albergues para indigentes)

Los reglamentos tienen varios requisitos nuevos para los empleadores:

  • Crear un Plan de Prevención de COVID-19 (CPP) escrito
  • Proporcionar pruebas de COVID-19 sin costo a los empleados después de un incidente de exposición a COVID-19 en el lugar de trabajo
  • Pagar su sueldo a los empleados que no pueden trabajar debido a una exposición a COVID-19 en el lugar de trabajo
  • Reportar los casos de COVID-19 al departamento de salud local

Programa de Prevención del COVID-19

Los empleadores deben desarrollar un Programa de Prevención del COVID-19 (CPP) para prevenir la propagación del virus en su lugar de trabajo. El CPP debe explicar su plan para poner en práctica 11 elementos diferentes, que incluyen capacitación del empleado y reducción de riesgos de exposición. Si todavía no tiene un CPP, debe crear uno de inmediato. Para ayudarle a cumplir, creamos una plantilla de CPP que usted puede modificar según las operaciones de su negocio.

Suministro de pruebas de COVID-19

Los empleadores deben proporcionar pruebas de COVID-19 a los empleados que han sido expuestos a una persona en el trabajo que dio positivo recientemente para COVID-19. Durante brotes de enfermedad, pueden aplicarse requisitos adicionales de pruebas. Las pruebas deben estar disponibles durante el horario de trabajo y libres de cargo para el empleado. Verifique con su departamento de salud local la información sobre las pruebas y los recursos gratuitos para pruebas en su condado.

Continuación del sueldo

Los empleadores deben enviar a su casa a los empleados con COVID-19 o a los empleados que estuvieron expuestos al virus en el trabajo y les deben pagar mientras no puedan trabajar. Los empleadores pueden utilizar el permiso por enfermedad suministrado por el empleador y otros beneficios de permiso para el COVID-19 de fuentes públicas para cubrir el sueldo de los empleados que estén aislados en casa. Esta regla está limitada a exposiciones en el lugar de trabajo. Los empleadores deben demostrar que la exposición no estuvo relacionada con el trabajo si no están pagando a los empleados para que se queden en casa.